lunes, 19 de diciembre de 2016

La Reforma de Sociedades obligará a tributar por las pérdidas empresariales



Las deducciones por deterioros en participaciones efectuadas antes de 2013 deberán pagarse a Hacienda en un plazo de 5 años.

La reforma del Impuesto de Sociedades, aprobada con los votos de PP y PSOE, obligará a las empresas españolas a pagar a Hacienda por las pérdidas sufridas, un hecho inédito en nuestra historia tributaria. Esta anomalía es fruto de los errores de técnica legislativa del Real Decreto-ley 3/2016 que fue convalidado el jueves sin discusión ni análisis por el rodillo parlamentario del PP y PSOE que se negaron a tramitarlo como proyecto de ley lo que hubiese permitido subsanar estos errores.
El deber de pagar a Hacienda por las pérdidas empresariales surge de la obligación de revertir las deducciones apuntadas antes de 2013 en el Impuesto de Sociedades por el deterioro de participaciones. Esto genera bases imponibles positivas en el Impuesto de Sociedades de 2016 (la norma es retroactiva al 1 de enero de este año) que obligarán a abonar a Hacienda pese a que se haya registrado una pérdida total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina sobre éste artícuo